BARRIO GÓTICO

BARRIO GÓTICO

El Barrio Gótico es el núcleo más antiguo de la ciudad . A su vez, está compuesto por diferentes barrios que conservan su propia personalidad: la Judería (“Call” en catalán), Santos Justo y Pastor, Santa María del Pino, la Catedral, Santa Ana, La Merced y el Palacio.

Nacida sobre los restos de la Barcino romana, la Barcelona medieval propició la construcción de iglesias y palacios góticos que provocaron la desaparición de la mayor parte de los restos románicos.

Las angostas y laberínticas calles medievales del Barrio Gótico de Barcelona componen el escenario ideal para disfrutar del centro de la ciudad sin prisas, deleitándose con los restos que se conservan del glorioso pasado de la ciudad.

La estructura del barrio permaneció intacta hasta el siglo XIX periodo que trajo grandes transformaciones en la estructura y morfología del barrio, como por ejemplo la transformación de los cementerios parroquiales en plazas públicas, el vaciado de grandes edificios con el consiguiente cambio de uso o el derribo de las murallas. Caminar por el barrio gótico ya resulta embriagador con sus calles entrelazadas y su combinación de estilos arquitectónicos.

Actualmente se conservan trozos de la primera muralla en la plaza de la Seo, frente a la Catedral de Barcelona. En la calle Ataúlfo existe una capilla gótica que pertenecía al Palacio Real menor de Barcelona  y se conoce por la capilla del Palacio.

No sólo es la esencia del barrio, sino los lugares escondidos que muchos de los turistas que vienen se pierden. Aquó os dejamos una lista de lugares que no te puedes perder:

  • Patio medieval: Encontraremos cuatro columnas que antaño habían formado parte del Templo Augusto con una antigüedad de más de 2000 años y miden 9 metros de altura. Un enclave sorprendente sobre todo por lo inesperado que resulta transportarse a la época romana tan solo adentrándose en un patio aparentemente discreto. Calle Paradís, número 10.
  • Plaza Nova: Ubicada en las inmediaciones de la catedral, esta acogedora plaza aún conserva parte de sus dos antiguas torres romanas.
  • Plaza del Rey: Sede del Palacio Real desde comienzos de la Edad Media, acoge un conjunto de edificios medievales que albergan parte del Museo de la Historia de la Ciudad. El museo incluye interesantes excavaciones que permiten conocer la ciudad desde su fundación romana en el siglo I a.C. hasta la Barcelona de la Edad Media.plaza-rey
  • Museo de historia  : Desde la Baixada de la Llibreteria, toma la calle del Veguer y adéntrate en la majestuosa Plaça del Rei. Si te interesa la historia de la Barcino romana, una visita imprescindible es la sede principal del MUHBA, el Museo de Historia de la Ciudad de Barcelona. La visita te lleva a un recorrido por el subsuelo, donde se conserva un yacimiento arqueológico fascinante de calles y edificios de la época romana. La visita al museo se completa con un recorrido por los restos de la Barcelona medieval y con la entrada a otros edificios de la Plaça del Rei, que albergan exposiciones de la Barcelona moderna y contemporánea.
  • Carrer del Bisbe: La calle del Bisbe une la Plaça Nova (la plaza de la Catedral) y la Plaça Sant Jaume siguiebarrio-goticondo el trazado del Decumanus romano. Al principio de la calle, en la Plaça Nova, se encontraba una de las cuatro puertas de entrada a las murallas de Barcino (la Barcelona romana), el Portal del Bisbe. Hoy en día, en la embocadura de la calle verás que se conserva uno los pasos de la puerta, un paso lateral para peatones y las torres que lo flanquean. Junto a él verás una recreación contemporánea del acueducto romano, que desde este punto introducía el agua a la ciudad.
  • Plaza Sant Felip Neri: Entre recovecos y callejones, asentada sobre un antiguo cementerio medieval, se esconde esta plaza plácida y resguardada, cuyo silencio rompe de vez en cuando el alboroto de     niños de la escuela vecina.
  • Puerta del Mar y Termas romanas:  El comercio marítimo con el Mediterráneo era clave para la economía de Barcino, así que la Puerta de Mar, la más oriental, era la más importante de las cuatro puertas de entrada. En el exterior de la muralla, a ambos lados de la Puerta de Mar, 20-rincones-del-Barri-Gotic-de-Barcelona-Mas-Edimburgo-5se construyeron en el siglo I d.C. dos conjuntos termales públicos (uno para hombres y otro para mujeres) para que los visitantes se asearan antes de entrar a Barcino

 

  • Aqueducto romano de Barcelona: En Barcelona, el agua llegaba a través de un acueducto bifurcado, que canalizaba el agua del río Besòs y entraba a la ciudad por la actual calle del Bisbe . Algunos de los supervivientes del acueducto son cuatro arcos en la calle Duran y Bas, en la Plaça del 8 de Març,